Tag: Internet of Things

En el mercado que cambia constantemente parece que la adaptación ya no es una elección. Si las empresas quieren sobrevivir en el mundo real, tienen que empezar por realizar los cambios en el ámbito digital cuanto antes posible, incluidas las del sector inmobiliario o retail.

Si bien la transformación digital es una necesidad universal para todos los sectores, la forma en la que llega a cada uno de ellos depende de las características del propio sector. En el caso del sector retail está claro que los consumidores son los que marcan el ritmo, por lo que antes de empezar deberíamos preguntarnos: ¿Quiénes son mis clientes y qué esperan en la experiencia de compra?

Dadas las características específicas del proceso de venta, las empresas del sector retail solían seguir un modelo de negocio tradicional. Sin embargo, los cambios que se van produciendo en el comportamiento y hábitos de los consumidores en los últimos años les han obligado a plantearse unos cambios importantes.

Cada vez más los consumidores apuestan por las experiencias digitales, sobre todo las generaciones más jóvenes que han crecido rodeados de las nuevas tecnologías y les gusta hacer el uso de ellas cada vez que puedan. Aunque, ahora mismo puede que no sean los consumidores principales, dentro de unos pocos años se convertirán en los clientes potenciales.

Por otra parte, los consumidores habituales disponen de menos tiempo libre, por lo que no quieren perderlo haciendo colas, ni buscando los productos que se ajusten a sus necesidades; la clave está en ofrecerles una experiencia que, además de ser entretenida, cubra estas necesidades aprovechando las nuevas tecnologías.

pago con movil_trannsformacion digital

Estos son los 4 factores señalados como clave en un estudio realizado por la Fundación Orange:

  1. Mobile. Hoy en día los dispositivos móviles se han convertido en la pantalla más usada, por lo que es un factor difícil de ignorar a la hora de hablar de digitalización. Su uso aporta múltiples beneficios, tanto para los consumidores como para las empresas, entre las cuales cabe mencionar la posibilidad de realizar la compra desde cualquier lugar o la posibilidad de pagar con el móvil.
  2. Cloud. Para poder atender las nuevas necesidades de los clientes, la computación en la nube parece ser el camino más deseable. Cloud computing permite sincronizar toda la información en el tiempo real facilitando una experiencia fluida para el cliente, independientemente del canal o pantalla que decida utilizar.
  3. Social. Las redes sociales esconden un enorme potencial para cualquier tipo de negocio, así que es un aspecto fundamental a la hora de realizar los cambios. Un buen manejo de las comunidades virtuales puede contribuir en la imagen de la marca y reforzar su posición en el mercado.
  4. IoT. Si hablamos de la transformación digital, la aplicación de las innovaciones conocidas como Internet of Things o Internet de las Cosas es una apuesta segura. Estas son algunas ideas que pueden ser empleadas en el sector retail:
    • Las etiquetas RFID pueden agilizar de forma significativa la reposición de las mercancías y permiten tener un mejor control sobre las existencias.
    • Los beacons son los pequeños dispositivos de bajo consumo que utilizan la conexión de Bluetooth. Pueden conectarse con el móvil del consumidor y aportarle una información adicional sobre un producto, como una descripción, otros colores o tallas disponibles, etc.
    • Los probadores inteligentes que permiten mantenerse en contacto con el asistente de la tienda ya son una realidad. En España la primera empresa en introducir esa innovación ha sido Inditex.

¿Cuáles son las tendencias actuales?

  • Omnicanalidad y multipantalla: se trata de aprovechar todos los canales disponibles para llegar al cliente y darle la oportunidad para realizar la compra desde cualquier lugar y a cualquier hora.
  • Automatización y personalización: paradójicamente la automatización en este caso convierte la compra en una experiencia más humana. Gracias a los datos obtenidos en el proceso de la compra es posible ajustar la experiencia al gusto de cliente de una forma que sería prácticamente imposible de lograr en una tienda física.
  • Showrooming y webrooming: estos dos conceptos son un perfecto ejemplo de nuevos comportamientos practicados por los consumidores. El primero, es cuando un cliente visita una tienda para ver el producto físico para posteriormente comprarlo a través de la tienda online; y el segundo, webrooming, es lo opuesto al showrooming. En ambos casos la convergencia de lo físico y lo virtual es imprescindible para facilitar esas prácticas a los consumidores.
  • Click&collect: esa práctica consiste en realizar la compra online para posteriormente recogerla en el establecimiento escogido. El cliente ahorra el tiempo que tendría que gastar buscando la ropa en la tienda, pero también los gastos del envío al recogerla personalmente.
  • Convergencia on–off: no se trata de descartar los establecimientos físicos, sino todo lo contrario, convertirlos en el eje central de la experiencia de compra. Adaptar a la nueva realidad con la ayuda de tecnología: los probadores interactivos, etiquetas RIFD o beacons, sólo son algunas de las ideas que se podrían aprovechar en este concepto.

Beneficios para todos: ¿qué beneficios se obtienen?

  • Una compra más eficiente aumenta el nivel de la satisfacción del cliente.
  • Se refuerza la confianza depositada en la marca y aumenta el nivel de fidelización.
  • Los datos recolectados permiten mejorar la atención al cliente.
  • Un mejor control sobre el stock y reducción de la posibilidad del fraude.

La transformación digital del sector retail está en marcha y aunque en un primer instante los desafíos que se presentan pueden resultar sobrecogedores, el resultado final beneficiará tanto a los consumidores, como a la propia empresa.

Internet de las cosas (Internet of Things ó IoT) es un concepto creado por Kevin Ashton, que se refiere a un ecosistema en el que los objetos cotidianos están interconectados a través de Internet.

Para un usuario promedio el Internet sigue siendo un concepto asociado a la idea de los ordenadores interconectados, y así era en el pasado, incluso a principios del siglo. Sin embargo se están produciendo avances importantes que ya están cambiando este concepto. Cada vez son más los dispositivos y máquinas conectadas al Internet y cada vez ganan más independencia.

Potencial escondido en datos 

El nombre “Internet de las cosas” puede crear confusión, ya que realmente no se refiere a las cosas en sí, sino a los datos que se podrían obtener gracias a la conexión de las cosas con Internet. Dicho en otras palabras, el potencial que esconden estos datos.

Gracias al sistema RFID (siglas de Radio Frequency Identification, es decir, «identificación por radiofrecuencia»), bastará con integrar un chip de pocos milímetros en cualquier objeto del hogar, del trabajo o de la ciudad para poder procesar y transmitir información a partir de él, constantemente.

¿SEGUNDA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL?

El objetivo final de IoT sería hacernos la vida más fácil a los humanos, ya que las cosas interconectadas podrían comunicarse no sólo con nosotros, sino también entre sí, facilitando la información necesaria sin tener que interferir nosotros y agilizando así las tareas cotidianas. El listado de posibles aplicaciones es interminable, estos son algunos ejemplos destacados para el uso de Internet de las Cosas en el futuro más próximo:

1.- Hogar inteligente o la casa de mañana.

La automatización del hogar ya no es sólo una fantasía sobre un futuro lejano. El frigorífico inteligente que controla la caducidad de los productos, sugiere las recetas, o incluso puede hacer la compra de los productos que se agotan por Internet ya es una realidad. En poco tiempo la domótica permitirá controlar desde cualquier dispositivo electrónico el funcionamiento del hogar:

  • Calefacción, ventilación y aire acondicionado (conocido como sistemas HVAC)
  • Iluminación
  • Electrodomésticos
  • Cerraduras, puertas y ventanas
  • Cámaras de vigilancia,
  • Y un amplio etcétera.

Smart Home

2.- Smart city o ciudad inteligente.

Este concepto smart city significa el desarrollo de la infraestructura urbana apoyada en las nuevas tecnologías, desarrollo sostenible y mejor gestión de los recursos disponibles que tiene como objetivo un aumento de calidad de vida de sus ciudadanos:

  • Mejora de movilidad urbanaun sistema de sensores que conectaría los semáforos, vías de trenes, puentes y otros elementos de tráfico con coches podría descongestionar las ciudades y facilitar la búsqueda de aparcamiento
  • Seguridad ciudadana: los sensores instalados en las ciudades inteligentes aumentarían nivel de seguridad frente a los incidentes como delincuencia o incendios y permitirían atender las emergencias más rápidamente
  • Abastecimiento: un sistema interconectado de sensores podría ayudar en la gestión de los recursos como la energía eléctrica o agua potable.

Cabe mencionar que en este caso no sólo se trata de algo deseable, sino necesario, ya que según las previsiones en los próximos 30 años la mayoría de la población mundial vivirá en las ciudades, lo que implicaría una serie de cuestiones difíciles de ignorar, como la seguridad, el tráfico urbano, las emisiones de CO2, atención médica o aprovisionamiento de bienes y materias primas.

3.- Salud y bienestar. 

La conexión de los sistemas sanitarios con los aparatos médicos  optimizarían el flujo de la información, permitiendo personalizar la experiencia del paciente, e incluso hacer posible un cuidado remoto mejorando así su calidad de vida. Puede que este avance tarde más tiempo en llegar, ya que supone una gran inversión. En cambio los productos de cuidado personal inteligentes, como cepillos eléctricos con conexión vía Bluetooth o dispositivos que registran la actividad física en tiempo real ya son una tendencia.

4.- Educación del futuro. 

La aplicación de los avances de IoT facilitaría un aprendizaje más eficiente, permitiría estudiar desde cualquier sitio a través de la educación digital y ayudaría a la investigación.

5.- Industria y manufactura inteligente.

La automatización de la producción será posible gracias al control remoto de la cadena de producción y aplicación de los robots ensambladores. Es podría facilitar las tareas de mantenimiento, gestión de los activos de producción y responder de forma más rápida a la demanda de los productos fabricados.

Estas son tan sólo algunas propuestas para el uso de Internet de las Cosas, sin embargo existen muchos más sectores, como financiero, energético, digital, transporte o control medioambiental, donde IoT en los próximos años se volverá imprescindible.

La pregunta no es si llegará, sino cuándo.

De momento existe un cierto grado de desconfianza y preocupación por el control que podría suponer este avance, sin embargo el futuro se está acercando cada vez más, a paso tranquilo, pero constante.

Los retos a los que se enfrenta el sector turístico son la adaptación a la capacidad tecnológica disponible así como la tecnología emergente para transformar la forma de consumir y vender turismo. No podemos encarar la transformación del turismo en Turismo Inteligente de una manera homogénea, ya que cada mercado y segmento establece diferentes posibilidades. Las pymes del sector requieren de patrones más comunes entre las mismas a través de nuevas oportunidades que les permitan la supervivencia y el crecimiento.

A lo largo de esta publicación desgranaremos las principales tendencias de turismo inteligente en opinión de nueve de las principales instituciones de Turismo Inteligente, diez tendencias tecnológicas fundamentadas en su conocimiento del sector y cercanía con el empresariado local. Todo ello con el objetivo de desarrollar mejoras en competitividad y productividad.

DIEZ TENDENCIAS TECNOLÓGICAS EN TURISMO PARA EL 2016

Las 10 tendencias nacen de poner en común las conclusiones de las distintas entidades que forman la Plataforma Tecnológica del Turismo, THINKTUR.

  1. Big Data / Open Data 

    La extracción de información de enormes cantidades de datos facilita la toma de decisiones debido al perfil que se obtiene del comportamiento de los clientes. No sólo la toma de decisiones se refleja de forma estratégica sino que afecta a la creación de productos y servicios que mejoren de manera constante las experiencias.

    Otro de los aspectos relevantes es el de contar con información local personalizada contextualizada, geolocalizada y en tiempo real. Fundamental es el movimiento Open Data como aliados y beneficiarios.

  2. Marketing Digital 

    El recorrido desde el Marketing tradicional hasta el concepto on-line se emprende mediante herramientas, canales e intermediarios y gracias al desarrollo de las tecnologías de la información TIC. El fundamento principal es la ejecución de acciones de promoción y comercialización con resultados visibles en las reservas directas.

  3. Entorno Móvil 

    La adaptación de las webs del sector al entorno móvil se presenta no como una mejoría tecnológica, sino como elemento clave en la subsistencia ante los nuevos hábitos del turista. Tal afirmación nace de la constante presencia de los dispositivos móviles en el día a día del usuario. Se refleja en: información, planificación y compra a través de transacciones móviles.

    Como elementos novedosos destacar  el uso de wearables para aumentar mediante acciones, la comunicación y el acceso a datos. Los avances en localización en interiores genera nuevos servicios turísticos orientados a la movilidad.

  4. Realidad virtual/inmersiva

    Las nuevas tecnologías aplicadas a lo que comúnmente conocemos como Realidad Virtual aportan un sin fin de oportunidades al sector, todas ellas destinadas al refuerzo y potenciación de experiencias y del consumo.

    A través de espacios inmersivos, realidad virtual/aumentada o tecnología háptica logramos alcanzar un nuevo nivel. Todas estas potentes herramientas son aplicables no sólo durante el transcurso de la estancia sino que se pueden aplicar en tres fases:

    Previa. Promoción mediante la recreación de situación que va a vivir si opta por un determinada opción. Ej. Vista 360º
    Durante. Enriquecimiento de la experiencia a niveles que sólo la tecnología nos puede brindar. Ej. Salas inmersivas con realidad aumentada/virtual en las restaurante o ludoteca.
    Después. Tecnologías que nos permitan revivir o compartir la experiencia pasada de una manera nunca vista hasta ahora.

    Con todo ello obtenemos el denominado “placer anticipado” y además “placer posterior”.

    Turismo Inteligente

  5. Internet of Things (IoT) 

    La conexión y la tecnología inalámbrica acompañan al turista en todo su recorrido permitiéndole obtener información y compartirla, se establece la total hiperconexión entre empresas y destinos. La información obtenida ayuda tanto a empresas/destinos como mejora la experiencia del cliente constantemente.

  6. Trans-comercialización 

    Cada vez más se establecen herramientas comunes al respecto de la comercialización de destinos turísticos. Aunque es muy destacable y a pesar del poder en los modelos y canales de comercialización que tienen y que seguirán teniendo webs como travelplan.es, welcomebeds.com, etc. las nuevas oportunidades que se presentan al respecto de las nuevas normativas en grandes mercados europeos prohibiendo las clausulas de paridad y la preponderancia de las OTAs abren nuevos caminos. De esta manera se otorga al sector hotelero mayor capacidad a la hora de atraer a los clientes a sus propios canales de comercialización.

  7. Procesamiento de lenguaje natural

    La interpretación de las búsquedas de los clientes para extraer sus comportamientos y reacciones durante el proceso de compra no presencial, conocer no tan sólo qué se hace, sino porqué se hace. El profundo conocimiento que se obtiene a través de la gestión de los datos otorga un gran avance en la información. Todo ello siempre teniendo en cuenta las limitaciones de carácter ético que presenta.

  8. Gamificación 

    La gamificación al tener su raíz en la palabra inglesa games en muchas ocasiones se relaciona únicamente con el concepto clásico de atracción y creación de experiencias muy presente desde hace tiempo en el turismo. Aplicado al marketing adquiere una nueva acepción, la de elemento para la fidelización, fundamental en el sector tanto por el vínculo que crea con el cliente, como por el poder de creación de nuevos clientes. Facilita la segmentación, de la unión de todos estos factores y con el desarrollo de servicios adicionales  incorporados a las etapas de la cadena de valor y a la comercialización, para alcanzar objetivos a través de la motivación del cliente.

  9. Sistemas de personalización

    Personalización como sinónimo de diferenciación pero no a nivel competitivo sino como capacidad de poder diferenciar entre nuestros clientes en función de sus preferencias, en definitiva, creación de experiencias únicas. La importancia de estos sistemas hace que se consolide año tras año entre los de mayor capacidad económica dentro del segmento de turismo de calidad.

    Requiere de la aplicación de algoritmos que faciliten el perfilado de turistas y de recomendación de experiencias. El impacto que genera se aprecia principalmente a dos niveles, el económico y el de sostenibilidad. Importante es también la colaboración entre los diferentes agentes turísticos para una mayor  obtención de datos y la generación automática de los paquetes deseados por el cliente.

  10. Impresión 3D

    Otorga la posibilidad de la creación instantánea, y entre sus posibles utilizaciones en el sector  están la de ofrecer soluciones a la problemática del stock con la generación de repuestos de maquinaria compleja y la creación de amenities para el sector hotelero entre otras.

La irrupción de la IV Revolución Industrial conocida como Industria 4.0 y los últimos desarrollos tecnológicos implican un nuevo escenario industrial pero, ¿qué retos y qué oportunidades ofrece?

Industria 4.0 Retos y Oportunidades

Según el Ministerio Industria, Energía y Turismo, la Industria 4.0 y los últimos desarrollos tecnológicos nos cautivan ante la promesa de impulsar la competitividad del tejido industrial español. Sin embargo, para un total aprovechamiento de este nuevo escenario es necesario analizar la oportunidades reales y los retos a los que nos enfrentamos en la Industria 4.0

RETOS Y OPORTUNIDADES

  1. La empresa estará mejor preparada para satisfacer las necesidades del cliente con una rápida reacción y soluciones a medida. Adaptar la producción a la demanda en tiempo real gracias al cloud computing, la fabricación aditiva y los sistemas de fabricación flexible
  2. La impresión 3D y la fabricación aditiva reducirán los costes de fabricación. Son una alternativa cada vez más viable a los procesos de fabricación tradicionales y ofrece posibilidades de nuevos modelos de negocio basados en una mayor adaptación del producto al cliente final.
  3. La colaboración e integración de todos los elementos de la cadena de valor situaran al cliente en el centro del proceso: el cliente está hiperconectado y ha modificado su comportamiento y  hábitos de consumo, cada vez es más exigente, crítico y analítico, y requiere una mayor personalización de los productos y servicios.
  4. Debido a estas nuevas expectativas de los clientes y a la necesidad de aprovechar el potencial de las tecnologías para dar respuesta ágil a la demanda, la Industria 4.0 supone un cambio de la fabricación en masa a la fabricación de productos personalizados, aunque con la opción de abastecer altas demandas, es decir, una “personalización en masa”.
  5. La información contenida en el producto adquirirá mayor relevancia y será clave para su producción, comercialización y mantenimiento
  6. Existe una alta conectividad inherente en la Industria 4.0 y se impone la necesidad de estandarizar los sistemas para que sean interpretables entre sí.
  7. La información captada a través de los sensores y la emitida por las propias máquinas y productos, permitirán mejorar la trazabilidad y la automatización de procesos y flujos de trabajo. Realidad aumentada y realidad virtual en la industria permiten la combinación de la imagen física y virtual
  8. El internet de las cosas permitirá la intersección entre las personas, los datos y las máquinas dando lugar a sistemas de información integrales que impactarán directamente sobre la productividad y eficiencia empresarial
  9. Automatización y colaboración hombre-maquina:
    • Las máquinas se comunican entre sí y realizarán tareas colaborativas complejas, gestionando los protocolos de seguridad e identificando las irregularidades y problemas de forma precisa y eficiente. Pasarán de ser meros elementos mecánicos a convertiré en eslavones activos e inteligentes del proceso de negocio
    • En este nuevo paradigma las  personas son un factor clave en la gestión del cambio hacia la industria 4.0, tener un capital humano con competencias profesionales adaptados a los nuevos perfiles profesionales que se necesita. Las nuevas formas de trabajar reducirán el volumen de trabajo manual, los empleados deberán prepararse para asumir nuevos roles más enfocados en el control y gestión de procesos, con capacidades tecnológicas y gerenciales.
  10. Surgirán nuevos modelos de negocio que enriquecerán la cadena de valor de la industria y estarán basados en la creación de nuevas propuestas para los clientes externos e internos. Sin embargo, la integración total de los sistemas de información se enfrentarán a un desafío importante: la recolección de una inmensidad de datos procedentes de una gran variedad de fuentes diversas y heterogéneas.

Asimismo, además de estos retos y oportunidades,  debemos tener en cuenta que el uso de sistemas de comunicación estandarizados y de aplicación a otros ámbitos incrementa la exposición de amenazas de ciberseguridad. Por este motivo, debemos contar con sistemas y redes más robustas y seguras.

Por último, debemos destacar que la mayor dificultad no está en los aspectos tecnológicos sino en la gestión adecuada en el cambio de modelo. Construir capacidades que nos permitan aprovechar al máximo las nuevas oportunidades que nos brinda la Industria 4.0.