Tag: Industria 4.0

II-Congreso-cic40

  • La industria de nuestro país tiene ya su próxima cita para un nuevo impulso transformador, dando así continuidad al éxito del año pasado.
  • Ocho salas temáticas durante una única jornada en la que dará cita el futuro de nuestra industria.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en colaboración con sus marcas impulsoras organizan el II Congreso de Industria Conectada 4.0 el próximo 26 de septiembre de 2018 en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid.

El objetivo de este evento es ofrecer un espacio integrador y referente donde se compartan los grandes retos de la industria en su transformación digital, además de las últimas tendencias en tecnologías habilitadoras y su aplicación en sectores industriales de referencia. Por este motivo, no debes perderte esta gran cita el próximo 26 de septiembre, donde se debatirá sobre el futuro de nuestra industria.

Además, esta segunda edición supone la consolidación de la marca CIC 4.0 como el punto de encuentro referente de los directivos y líderes de nuestras industrias, máximos responsables de impulsar la transformación digital en sus organizaciones, y de todos los actores institucionales y empresariales comprometidos con el impulso de la industria 4.0 en nuestro país.

Las marcas impulsoras de este año son: Accenture, AENOR, Grupo Siro, Minsait by Indra, SEAT, Siemens y Telefónica. Como colaborador institucional estará presente el Ayuntamiento de Madrid y como colaborador estratégico, la Asociación Española para la Calidad (AEC).

Cada una de las marcas impulsoras patrocina una de las ocho salas habilitadas para ponencias, mesas redondas y comunicaciones. Estas salas abarcan diversas temáticas las cuales –tal como aparece en la web de CIC 4.0- se centraran en:

SALA ACCENTURE: Industria X.O. Conoce en primicia las conclusiones del estudio más completo y reciente sobre Industria 4.0, con la participación de 50 ejecutivos de nuestro país en 18 segmentos industriales diferentes.

SALA AENOR: Confianza en la Competitividad del Talento Digital. El papel de la confianza y el conocimiento en la superación de la brecha digital. La gestión del talento digital en la Pyme Industrial. ¿Cómo sacarle el mayor rendimiento a la confianza?

SALA GRUPO SIRO: Del Campo al Consumidor. La transformación digital en la cadena de valor de Siro. Descubre el enorme valor que genera la transformación digital en todo el ciclo de la cadena alimentaria de la mano de un Grupo líder.

SALA MINSAIT by INDRA: Plataformas en la Industria 4.0. Una oportunidad de reinventar el negocio. ¿Qué son las plataformas en Industria 4.0? ¿Qué cambios profundos supone en los modelos de negocio? ¿Cómo hacer realidad su enorme oportunidad?.

SALA SEAT: La información: clave en la transformación digital de la Industria del Automóvil. La puesta en valor de la información como materia prima para la fabricación de movilidad, nuevos usos y nuevos modelos de negocio en todos los ecosistemas: fábrica, proveedor y cliente

SALA SIEMENS: Digital Twin and Industrial Transformation. Cómo Digital Twin o Gemelo Digital impulsa la transformación de la industria digitalizando toda la cadena de valor, la industria discreta y la industria del proceso.

SALA TELEFÓNICA: ¿El fin de la Producción en Cadena? El papel de IoT en la Nueva Revolución Industrial. Cómo Internet de las Cosas va a cambiar nuestra forma de producir: procesos industriales predictivos, personalizados, mucho más eficientes y ecológicos.

Puedes descargar el programa completo aquí.

programa ii congreso industria conectada 2018

En publicaciones anteriores de nuestro Blog hablábamos de la 4ª Revolución Industrial, la cual definimos como la introducción de las tecnologías digitales en la Industria, dando paso a la Industria 4.0. En esta nueva revolución prima el talento, la sostenibilidad y la digitalización.

Bien sabemos que sectores como el farmacéutico, de servicios o petrolero han experimentado constantes innovaciones tecnológicas e inversiones en I+D a lo largo de estos últimos años. Sin embargo, la industria de la construcción se ha quedado atrás.

Según la última Encuesta sobre Innovación del INE (2015), de todo el gasto en innovación realizado por las empresas españolas, solo el 1,1% procede de la construcción. Esta cifra se ve duplicada en la mayoría de países europeos e incrementada hasta el 2.9% en EEUU. Ante tal circunstancia, observamos como nuestro país tiene como asignatura pendiente innovar en este sector.

Tal y como se comenta en publicaciones realizadas por parte de elEconomista.es y EL PAÍS Retina, la filosofía BIM (Building Information Modeling), tipo de software que está impulsando la digitalización de la construcción, facilita la entrada de otras innovaciones tecnológicas como:

  • Realidad Virtual: se emplea para enseñar lo que se planea, pasear por dentro de un edificio o corregir un defecto.
  • Gamificación: herramienta de colaboración y resolución de problemas capaz¡ces de captar el talento de las empresas y de gran utilidad para mejorar la experiencia y relación con el cliente.
  • Drones:  permiten un mejor seguimiento de la obras, tanto desde el punto de vista del avance de los trabajos como de la inspección de las unidades de obra, la logística de los trabajos o la idoneidad de las medidas seguridad e higiene en el trabajo.
  • IoT (Internet of Things/Internet de las Cosas): apoyan las comunicaciones abiertas y los estándares dentro del espacio del edificio, ayudando con costes reducidos y posibilidades mejoradas de la integración.
  • Robots: pretenden la automatización de las tareas.
  • Big Data e Inteligencia Artificial: útiles para analizar la información de los drones y detectar dónde va a tener problemas un edificio  y tener alertas de Inteligencia Artificial.
  • Impresión 3D: facilita una mayor precisión y menor empleo en costes y tiempo.

De todas estas tendencias los robots, el Big Data y la Inteligencia Artificial son quienes desempeñan un mejor papel de cara al futuro en cuanto a innovación y mejoras del sector.

En primer lugar cabe mencionar algunos ejemplos de robots o prototipos de ellos existentes en la actualidad, los cuales están acelerando los procesos de construcción:

  • SAM100: un robot que se puede mover a través de un andamio para pegar ladrillos, capaz de colocar 300 por hora con una alineación perfecta, moviéndose a la par que otros operarios de la obra.
  • Hadrian X: un brazo de 30 metros montado sobre un camión que usa una guía láser para saber dónde tiene que colocar cada ladrillo sin moverse de su sitio y prácticamente sin intervención humana.
  • Cogiro: un robot de cables que permite la creación in situ de grandes piezas e incluso de pequeños edificios, el cual incluye los últimos avances en el campo de la robótica, la fabricación digital y la impresión 3D. También hace posible la producción de piezas personalizadas así como la obtención de información en tiempo real del estado de la construcción.

Los dos primeros robots corren de la mano de empresas estadounidenses que muestran la gran ventaja de este país sobre el resto del mundo en el sector de la construcción. Sin embargo entra en juego TECNALIA, una empresa vasca de transformación tecnológica, con la creación de Cogiro, desarrollado junto con el Institute for Advanced Architecture of Catalonia (IAAC).

Siguiendo el hilo de estas tendencias, según fuentes del diario El Mundo, desde Virasco, primera plataforma web que facilita al usuario el control del progreso y la prevención de un proyecto de construcción telemáticamente desde un ordenador, afirman que el objetivo de la Inteligencia Artificial es:

“Facilitar la identificación temprana de desviaciones respecto a la planificación del proyecto, y por otro, posibilitar el control remoto de la seguridad en obra. Esto es posible gracias a que toda la información de dicho proyecto está digitalizada en un modelo BIM que se utiliza para comparar la ejecución real con la planificada, al tiempo que el procesado digital de las imágenes capturadas permite mejorar la prevención en la obra”.

El papel que desempeña el Big Data es más complejo e importante, ya no solo en cuanto a la gestión, manejo y análisis de grandes volúmenes de datos, sino también en la explotación de los mismos. Es ahí donde entran en juego el sector de la ingeniería y de la construcción, implantando esta herramienta desde principios de 2017. En la actualidad, la madurez de la tecnología y el software, están permitiendo que su implementación sea cada vez más accesible.

En este sentido son también estadounidenses las empresas pioneras en la incorporación del Big Data para mejorar y agilizar los procesos de construcción, tales como JE DUNN y Autodesk, las cuales se han asociado para construir sistemas que permiten el modelado predictivo basado en datos en tiempo real.

Tal y como comenta DETEA en un artículo, Estos avances suponen una gran mejora en la estimación de costes y otros beneficios, como por ejemplo:

  • Ayudar a determinar qué construir y dónde hacerlo, ya que nos proporciona, entre otros, datos sobre el diseño y modelado de edificios, del entorno o de los medios sociales.
  • Permite determinar la fase óptima de las actividades de construcción.
  • Obtener datos con la aplicación de sensores en cualquier tipo de construcción, favoreciendo su monitorización en muchos niveles de rendimiento, como por ejemplo la eficiencia energética de un edificio. Además, estos datos se pueden volver a introducir en los sistemas de BIM para programar las actividades de mantenimiento según sea necesario.

Tras este análisis, los lectores pueden llegar a pensar que estas mejoras digitales en el sector de la construcción se están implantando para reducir los puestos de trabajos, ya que ordenadores, robots u otros dispositivos digitales los sustituirán. Esta creencia es errónea, puesto que el principal motivo de la digitalización del sector es precisar, automatizar y mejorar el trabajo del jefe de obra (en el seguimiento de la ejecución del proyecto) y al responsable de seguridad (en los temas relacionados con la prevención), entre otros puestos. Es por todo ello que todas estas tendencias impulsan tanto el sector de la construcción como su mercado de trabajo.

Los numerosos avances tecnológicos que hemos experimentado hasta la fecha han traído consigo el mayor proceso de digitalización de nuestro entorno y en nuestras manos está sumarnos o no a esta revolución tecnológica. Aunque a nosotros mismos nos repercute en gran medida, son las empresas las que se ven afectadas de manera más directa por toda esta aceleración digital.

Para aquellas empresas que apuestan por esta nueva era y quieren conocer el grado de transformación digital de sus negocios, la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa (SGIPYME) del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (MINECO), en colaboración con la Escuela de Organización Industrial (EOI), lanzan una Herramienta de Autodiagnóstico Avanzado (HADA). Se trata de una herramienta online gratuita creada como parte del Programa Activa Industria 4.0 del pasado año 2017.

Industria Conectada 4.0 HADA

¿Qué entendemos por Industria 4.0?

Realmente cuando hacemos referencia a Industria 4.0, hacemos alusión a la cuarta revolución industrial. Esta cuarta revolución consiste en la introducción de las tecnologías digitales en la Industria. Estas tecnologías permiten que dispositivos y sistemas colaboren entre ellos y/o con otros, permitiendo mejorar los productos, los procesos y los modelos de negocio. 

En el caso de la SGIPYME en relación a la Industria 4.0, su objetivo primordial es aumentar la contribución del sector industrial en el PIB mediante la transformación digital de las empresas españolas.

Herramienta de Auto-Diagnóstico Avanzado

Esta herramienta que se creó a principios de 2017, no se puso en marcha hasta verano del mismo año, y a día de hoy está sufriendo modificaciones en su web, a la cual puedes acceder pinchando en el siguiente enlace

Tal y como hemos mencionado al comenzar este post, HADA es de gran utilidad para aquellas empresas que quieran conocer su grado de preparación y madurez en relación a la transformación digital basándose en seis estadios: estático, consciente, competente, dinámico, referente y líder. Estas distintas etapas se estudian en función del tamaño, sector y área geográfica al que pertenezca la empresa beneficiaria.

¿Cuáles son los objetivos de HADA?

El objetivo principal de HADA es servir de punto de partida a toda empresa industrial española, independientemente de su tamaño y sector de actividad, que desee iniciar el proceso de transformación digital. A su vez, este objetivo principal se desglosa en los siguientes sub-objetivos:

  1. Incrementar el valor añadido industrial y el empleo cualificado en el sector industrial.
  2. Favorecer el modelo industrial de futuro para la industria española, con el fin de potenciar los sectores industriales de futuro de la economía española y aumentar su potencial de crecimiento, desarrollando a su vez la oferta local de soluciones digitales.
  3. Desarrollar palancas competitivas diferenciales para favorecer la industria española e impulsar sus exportaciones.

¿Cómo funciona HADA?

Esta Herramienta de Autodiagnóstico Avanzado analiza cinco variables: estrategia empresarial; productos y servicios; procesos; infraestructuras y la organización y el personal que se necesita.

  1. Estrategia empresarial. Se valora la capacidad de adaptación de la organización al entorno y al mercado.
  2. Productos y servicios. HADA evalúa el nivel de incorporación de tecnología a los productos existentes, así como su potencial digitalización.
  3. Análisis de procesos. Se analizan las capacidades digitales del modelo operativo.
  4. Infraestructuras. La Herramienta estudia la capacidad de transformación ciberfísica que puede ponerse en marcha.
  5. Organización y personas. Identifica las capacidades de la organización y su modelo de relación con otros agentes.

¿Cómo podemos acceder a HADA?

El acceso a la aplicación solo requiere un registro previo por parte de las empresas. Para ello, tienen que preparar todos los datos de identificación necesarios (nombre y razón social, CNAE de la actividad, años de actividad, tamaño de la misma, área geográfica, sector industrial, etc).

Una vez finalizado el registro en la aplicación habrá que contestar un cuestionario con un total de 68 preguntas basadas en el modelo de madurez digital en Industria 4.0.

El siguiente paso a la resolución del cuestionario es el envío de un informe en formato PDF en cuestión de quince minutos a la dirección de correo electrónico que haya proporcionado la empresa. Toda esa información que se recoge en el informe guarda relación con las otras empresas del sector que se hayan registrado con anterioridad en la aplicación.

En definitiva, con esta herramienta la empresa beneficiaria obtiene un estudio de mercado que le permitirá analizar el estado actual de su empresa. 

Financiación y subvenciones

Aunque, tanto el informe en PDF como el acceso y registro a la herramienta son gratuitos, HADA ofrece la posibilidad de realizar un diagnóstico más detallado previo pago. Este diagnóstico muestra la situación de partida de la empresa beneficiaria y la elaboración de un plan de transformación digital. Tanto el diagnóstico como el plan, suponen un desembolso económico por parte de la empresa que los solicite. El asesoramiento se presta a través de reuniones individualizadas y talleres temáticos con demostraciones de apoyo. Esto supone un mínimo de 50 horas de asesoramiento individualizado. 

El precio del servicio supone más de diez mil euros por empresa, pero gracias a las ayudas y subvenciones de la fundación EOI y de las propias Comunidades Autónomas, esta cuantía puede verse reducida un tercio del total, en torno a los tres mil euros. El nivel de madurez digital obtenido con HADA así como el número de empleados de la empresa en la Comunidad Autónoma donde haga la solicitud es muy importante para la obtención de estas subvenciones.

Tanto esta herramienta, la cual se convierte en un instrumento más al servicio de las empresas, como el Programa Activa 4.0, junto con otras muchas actuaciones, conforman una estrategia que sitúa a la empresa en el centro de su desarrollo y aspira a que la industria española aproveche todo el potencial de esta cuarta revolución industrial.