Tag: sector retail

La Unión Europea ha alcanzado un acuerdo sobre el paquete de recuperación y el presupuesto 2021-2027 que contribuirá a la reconstrucción europea tras la pandemia del coronavirus y apoyará la inversión en transición ecológica y digital. En el Consejo Europeo del pasado mes de julio 2020 se acordó un paquete global de fondos europeos de 1,82 billones de euros, que abarca el nuevo Marco Financiero Plurianual (MFP), el Fondo de Garantía del BEI y medidas extraordinarias agrupadas en el Plan Europeo de Recuperación (Next Generation EU).

El Fondo de Recuperación Next Generation nace con el objetivo de apoyar proyectos con los requerimientos y condiciones de la Unión Europea, así como los principios de transición ecológica, digital y de reindustrialización.

Este Plan no parte de cero, se inspira y elabora sobre la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, construye sobre el diagnóstico y trabajo previos, sobre las numerosas medidas normativas y económicas aprobadas en estos meses con el fin de mitigar el impacto de la emergencia sanitaria, y representa la continuación natural del Plan de Choque y del Plan de Reactivación ya puestos en marcha por el Gobierno.

Next Generation EU presenta los programas que canalizarán los fondos de reconstrucción, que descansan sobre tres pilares:

  1. Instrumentos para apoyar los esfuerzos de los Estados miembros para recuperarse, reparar los daños y salir reforzados de la crisis
  2. Medidas para impulsar la inversión privada y apoyar a las empresas en dificultades
  3. Refuerzo de los programas clave de la UE para extraer las enseñanzas de la crisis, hacer que el mercado único sea más fuerte y resiliente, y acelerar la doble transición ecológica y digital.

¿Por qué es importante la digitalización?

La digitalización es sin duda una pieza importante del plan de recuperación, ya que tras la crisis de la COVID-19 está basado sobre dos grandes principios: la inversión verde y la Transformación Digital. En este sentido, la inversión “verde” representa un 37% del total, seguida de la digitalización, con un 33%.

La generalización del teletrabajo provocada por la pandemia supone un punto de partida sobre el que apoyar este impulso de la digitalización. Las estrategias de la UE en el ámbito de de datos e IA buscan impulsar y desarrollar las nuevas tecnologías

  • Crear un único mercado europeo de datos, tanto públicos como privados, permitiendo que fluyan libremente por la UE y entre sectores.
  • Propuestas de la CE para promover el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) estableciendo las opciones disponibles para maximizar los beneficios y abordar los retos

La digitalización tiene impacto en las políticas de infraestructuras, movilidad, reforma de la administración pública, agenda urbana y rural, ciencia e innovación. Tiene un efecto directo en la modernización y digitalización del tejido industrial y de las pymes de todos los sectores, representando una inversión -sólo en los próximos dos años- de 12.240 millones de euros, el 17% del total de 72.000 millones que el Gobierno de España destinará al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española.

La transformación digital en el Retail

La transformación digital del Retail permite la implantación de nuevas tecnologías para la mejora de procesos de gestión, análisis y organización del negocio. En empresas tradicionales que lleven muchos años afianzadas en su sector la transformación digital permite un incremento de la eficiencia y la medición de los resultados con inmediatez.

En empresas de nueva generación permite detectar y ofrecer servicios y soluciones innovadoras que responden a demandas reales del cliente final. Las empresas deben estar alineadas con las nuevas tecnologías, la transformación digital ya no es una opción, es una realidad y debe formar parte de la estrategia y de la filosofía de futuro de cualquier organización.

¿Quién puede acogerse a las ayudas?

Para autorizar las ayudas dedicadas a mitigar el impacto de la COVID-19 de un modo ágil, la Comisión autorizó en marzo de 2021 un Marco Temporal basado en varios artículos del Tratado de Funcionamiento de la UE.

La norma que hace referencia a las medidas frente a acontecimientos de carácter excepcional (107.2.b TFUE) incide en tres puntos relevantes:

  1. El primero indica que las ayudas se autorizan automáticamente si cumplen con unas condiciones concretas.
  2. El segundo, que las ayudas deben ir dirigidas a sectores especialmente afectados por la crisis, como lo son en este caso el turismo, la hostelería, el transporte o la cultura, entre otros.
  3. El tercer punto aclara que los fondos se dedicarán exclusivamente a compensar los daños ya pasados por la pandemia de la COVID-19 y no servirán para paliar daños futuros.

En todo caso, con respecto al programa Next Generation EU, no se excluye ningún sector, pero sí que se incide en la necesidad de que los proyectos susceptibles de obtener fondos europeos deban estar alineados con los cuatro ejes prioritarios de actuación: transformación digital, transición ecológica, cohesión social y territorial, e igualdad. Se materializarán a través de los Presupuestos Generales del Estado, una vez que la Comisión Europea apruebe el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

Fuente: Gobierno de España

En el mercado que cambia constantemente parece que la adaptación ya no es una elección. Si las empresas quieren sobrevivir en el mundo real, tienen que empezar por realizar los cambios en el ámbito digital cuanto antes posible, incluidas las del sector inmobiliario o retail.

Si bien la transformación digital es una necesidad universal para todos los sectores, la forma en la que llega a cada uno de ellos depende de las características del propio sector. En el caso del sector retail está claro que los consumidores son los que marcan el ritmo, por lo que antes de empezar deberíamos preguntarnos: ¿Quiénes son mis clientes y qué esperan en la experiencia de compra?

Dadas las características específicas del proceso de venta, las empresas del sector retail solían seguir un modelo de negocio tradicional. Sin embargo, los cambios que se van produciendo en el comportamiento y hábitos de los consumidores en los últimos años les han obligado a plantearse unos cambios importantes.

Cada vez más los consumidores apuestan por las experiencias digitales, sobre todo las generaciones más jóvenes que han crecido rodeados de las nuevas tecnologías y les gusta hacer el uso de ellas cada vez que puedan. Aunque, ahora mismo puede que no sean los consumidores principales, dentro de unos pocos años se convertirán en los clientes potenciales.

Por otra parte, los consumidores habituales disponen de menos tiempo libre, por lo que no quieren perderlo haciendo colas, ni buscando los productos que se ajusten a sus necesidades; la clave está en ofrecerles una experiencia que, además de ser entretenida, cubra estas necesidades aprovechando las nuevas tecnologías.

pago con movil_trannsformacion digital

Estos son los 4 factores señalados como clave en un estudio realizado por la Fundación Orange:

  1. Mobile. Hoy en día los dispositivos móviles se han convertido en la pantalla más usada, por lo que es un factor difícil de ignorar a la hora de hablar de digitalización. Su uso aporta múltiples beneficios, tanto para los consumidores como para las empresas, entre las cuales cabe mencionar la posibilidad de realizar la compra desde cualquier lugar o la posibilidad de pagar con el móvil.
  2. Cloud. Para poder atender las nuevas necesidades de los clientes, la computación en la nube parece ser el camino más deseable. Cloud computing permite sincronizar toda la información en el tiempo real facilitando una experiencia fluida para el cliente, independientemente del canal o pantalla que decida utilizar.
  3. Social. Las redes sociales esconden un enorme potencial para cualquier tipo de negocio, así que es un aspecto fundamental a la hora de realizar los cambios. Un buen manejo de las comunidades virtuales puede contribuir en la imagen de la marca y reforzar su posición en el mercado.
  4. IoT. Si hablamos de la transformación digital, la aplicación de las innovaciones conocidas como Internet of Things o Internet de las Cosas es una apuesta segura. Estas son algunas ideas que pueden ser empleadas en el sector retail:
    • Las etiquetas RFID pueden agilizar de forma significativa la reposición de las mercancías y permiten tener un mejor control sobre las existencias.
    • Los beacons son los pequeños dispositivos de bajo consumo que utilizan la conexión de Bluetooth. Pueden conectarse con el móvil del consumidor y aportarle una información adicional sobre un producto, como una descripción, otros colores o tallas disponibles, etc.
    • Los probadores inteligentes que permiten mantenerse en contacto con el asistente de la tienda ya son una realidad. En España la primera empresa en introducir esa innovación ha sido Inditex.

¿Cuáles son las tendencias actuales?

  • Omnicanalidad y multipantalla: se trata de aprovechar todos los canales disponibles para llegar al cliente y darle la oportunidad para realizar la compra desde cualquier lugar y a cualquier hora.
  • Automatización y personalización: paradójicamente la automatización en este caso convierte la compra en una experiencia más humana. Gracias a los datos obtenidos en el proceso de la compra es posible ajustar la experiencia al gusto de cliente de una forma que sería prácticamente imposible de lograr en una tienda física.
  • Showrooming y webrooming: estos dos conceptos son un perfecto ejemplo de nuevos comportamientos practicados por los consumidores. El primero, es cuando un cliente visita una tienda para ver el producto físico para posteriormente comprarlo a través de la tienda online; y el segundo, webrooming, es lo opuesto al showrooming. En ambos casos la convergencia de lo físico y lo virtual es imprescindible para facilitar esas prácticas a los consumidores.
  • Click&collect: esa práctica consiste en realizar la compra online para posteriormente recogerla en el establecimiento escogido. El cliente ahorra el tiempo que tendría que gastar buscando la ropa en la tienda, pero también los gastos del envío al recogerla personalmente.
  • Convergencia on–off: no se trata de descartar los establecimientos físicos, sino todo lo contrario, convertirlos en el eje central de la experiencia de compra. Adaptar a la nueva realidad con la ayuda de tecnología: los probadores interactivos, etiquetas RIFD o beacons, sólo son algunas de las ideas que se podrían aprovechar en este concepto.

Beneficios para todos: ¿qué beneficios se obtienen?

  • Una compra más eficiente aumenta el nivel de la satisfacción del cliente.
  • Se refuerza la confianza depositada en la marca y aumenta el nivel de fidelización.
  • Los datos recolectados permiten mejorar la atención al cliente.
  • Un mejor control sobre el stock y reducción de la posibilidad del fraude.

La transformación digital del sector retail está en marcha y aunque en un primer instante los desafíos que se presentan pueden resultar sobrecogedores, el resultado final beneficiará tanto a los consumidores, como a la propia empresa.